¿Cómo llegar a la idea de fundar Barcelona Underwater Camera Museum ?

Un coleccionista –no importa si de obras de Arte, Vehículos, Libros incunables o cámaras submarinas– es un ser especial, mitad Diógenes y mitad amante de la cultura, que dedica una gran parte de su tiempo y de sus recursos a los objetos que colecciona. Son precursores en la recuperación del Patrimonio que se merecen un respeto por parte de la sociedad como benefactores sociales. Suelen iniciar sus colecciones antes que las instituciones y grandes museos pongan su atención en esos objetos, siendo pioneros a los que debemos que gran parte de nuestra cultura no hayan desaparecido sepultada por el propio progreso.

Evidentemente no todos los coleccionistas ni todas las colecciones son iguales. Hay muchos tipos:

El primer tipo es el coleccionista que comienza a “almacenar” objetos de forma compulsiva sobre uno o varios temas. No presenta ningún enfoque sistemático. Son colecciones caóticas, llevan a cabo “stockage” de objetos atrayentes sin un criterio de orden definido.

El segundo corresponde a aquella persona que guarda y luego colecciona los objetos que le han sido familiares durante su vida profesional o personal. Conocen las historias de sus piezas por que han formado parte de su vida. Les gusta explicar las historias de las piezas de su colección.

El tercer tipo son coleccionistas ya organizados, incluso importantes, que no desean compartir su colección. Las guardan sólo para ellos y un pequeño grupo de amigos interesados en el tema. Desde el punto de vista social es como si no existieran, aunque cumplen su función patrimonial. En realidad han de madurar para pasar a la siguiente categoría de coleccionista.

El cuarto tipo de coleccionista es, como los otros, un apasionado del tema que busca objetos de su colección para su estudio, para su reparación y/o reconstrucción lo más próxima al aspecto original. A diferencia de los demás tipos de coleccionistas, le mueve el compartir con la sociedad su interés por la Historia de los objetos coleccionados. Suele realizar conferencias, publicar artículos, organizar exposiciones y sobretodo en relieve el valor e interés de su colección a los grandes museos públicos o privados. Podemos definirlo como un Mecenas defensor del Patrimonio Cultural.

BUCaM pertenece, pues, a este último grupo de colección. Su misión es la de recuperar todo el material histórico posible para su conservación (antes de que sea demasiado tarde y desaparezca) y la de perpetuar la memoria de las técnicas de la imagen submarina.

Los límites de actuación de BUCaM se han ido extendiendo al mismo ritmo que su colección y sus contactos internacionales lo han permitido. Las diferentes Exposiciones, conferencias, artículos, entrevistas y demás manifestaciones internacionales son prueba de ello.

Ahora hay que dar el gran salto evolutivo: abrir el BUCaM al mundo global!!!